El verde como abrigo de tu edificio. Turf Houses en Islandia

November 24, 2017

 

Desde hace tiempo me rondaba en la cabeza escribir un post sobre la fantástica experiencia que fue poder hacer un viaje a Islandia (hace ya más de año y medio) y conocer uno de los orígenes del Estándar Passivhaus: Las Turf Houses.

 

Las Turf Houses es un tipo de construcción vernácula que se caracteriza por la utilización de tepe o champa (trozo de césped y suelo que se mantiene unido por las raíces) para generar un aislamiento natural en uno de los climas más extremos de nuestro planeta.

 

 

En sus primeros tiempos, un porcentaje muy elevado de Islandia estaba totalmente cubierto de abedules y robles, pero los primeros colonos (siglo IX d. C.) utilizaron la madera de estos árboles para construir sus primeras edificaciones, reduciendo el número de árboles de la isla a un número muy bajo. Debido a esta situación, muchas edificaciones se empezaron a construir con tepe como material para generar la envolvente, limitando el uso de la madera a ciertos elementos estructurales. El tepe estaba en todos lados, se producía en el mismo sitio donde se quería construir, y era renovable y ampliamente disponible.

 

 

 

El diseño tipo de una construcción con tepe en Islandia consistía en unos gruesos muros hechos con piedras planas, sobre los que apoyarían unos pórticos de madera. El tepe se colocaría a continuación en bloques formando varias capas envolviendo desde la base de los muros hasta la coronación de la cumbrera. La única madera externa sería la de las puerta y ventanas.

 

 

 

La arquitectura de las Turf Houses cambió de muchas maneras en los 1000 años de historia que tienen. Al principio las casas eran comunales, y el fuego tenía una gran importancia como aporte activo energético en el centro de la sala principal. Más tarde, en el siglo XIV d. C., la evolución de diseño llevó a edificios pequeños y especializados. En el siglo XVIII d. C., el estilo burstabær empezó a ganar protagonismo, con sus extremos o frentes de madera. Este sería el estilo que acabaría ganando más protagonismo.

 

 

 

Los registros históricos sugieren que hasta el 50 por ciento de las viviendas islandesas estaban parcialmente compuestas de césped hasta finales del siglo XIX d. C.

El auge del turismo en la segunda mitad del siglo XX d. C. animó a Islandia a reexaminar el valor de la arquitectura tradicional, y la Tradición Turf House de Islandia fue nominada para el Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2011.

 

No puedo dejar pasar la oportunidad de agradecer al museo Grenjaðarstaður Turf House  que nos abriese sus puertas a una visita guiada siendo solo dos personas en temporada baja, y a Leifur (qué haría yo sin mis cuadernos de viajes), por la fantástica experiencia que nos hizo vivir con el gran conocimiento de su tierra.

 

 

Bibliografía:

- Leifur

- www.nationalgeographic.com

- www.whc.unesco.org

- www.wikipedia.com

- Laufás vid Eyjafjord. Horour Agustsson.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Categorías
Please reload

Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon